Por qué tener un plan de acogida es importante para tu empresa

abril 11, 2018


El dar la bienvenida a alguien nuevo a la plantilla requiere más esfuerzo que simplemente anunciarlo en la empresa y asignarle tareas. De hecho, la forma en que integres a esa persona afectará a su futuro desarrollo profesional y personal dentro de la organización. Será más difícil evitar la fuga de talento de alguien que ha empezado con mal pie en la empresa que otra persona, y es que es muy fácil que un empleado/a tenga un día en su primer día de trabajo.

El Plan de Acogida se presenta como una guía a seguir para hacer más fácil la integración del nuevo/a trabajador/a. Se trata de una serie de recomendaciones diseñadas por los responsables de Recursos Humanos que incluye toda la información relevante de la empresa, el cargo y el plan de formación que corresponde conocer al nuevo empleado.

Pero, ¿en qué beneficia en concreto este plan a la organización? A continuación, te detallamos algunos de los puntos a tocar a la hora de realizar un plan de acogida y el rendimiento que de ellos puedes obtener si cumples con los requisitos de un buen plan.

Establece puntos de contacto

Un aspecto importante es dejar claro que los empleados sepan a quién acudir y dónde buscar ayuda. Utiliza un sistema de acogida que permita a los nuevos empleados trabajar con alguien durante un par de días (un mentor), para  ayudarles a descubrir qué se espera de ellos y la misión general de la empresa.
De esta forma, disminuye el  nivel de ansiedad y se desarrolla un sentido de lealtad hacia la organización. También trata de saber un poco más sobre ellos. Toma en cuenta su experiencia previa para que, si tienen ideas sobre las cosas que se pueden mejorar, les hagamos saber que estamos receptivos de escuchar sus propuestas.

Cubre lo básico

Cuando llega un nuevo empleado, asegúrate de que conozca toda la información básica que la mayoría de los trabajadores dan por sentada: cosas como los horarios establecidos, los ritmos de trabajo que lleva la empresa, dónde se encuentra todo en la oficina, etc. Luego ve cómo está lidiando con la carga de trabajo. Proporcionales una lista de tareas a las que pueden hacer referencia para que no sientan que necesitan constantemente pedir orientación.
También puedes ir más allá y permitirles personalizar su área de trabajo y hacerla suya. Dale artículos nuevos para que se sientan bienvenidos.

Haz que se sienta integrado en el equipo de trabajo

Trata que las primeras semanas de cada empleado sean bastante relajadas y no se les asigne responsabilidades importantes. Estar en medio de un entorno de oficina ocupado puede hacer que se sientan abrumados prematuramente, y puede alejar al talento. También es una buena idea hacerles ver, que tienen a su disposición a algún superior, para que les responda amablemente a todas las preguntas que tenga, de manera individual. Del mismo modo, es importante estar disponible y ser amistoso para escuchar lo que tengan que decir y así desarrollar un sentido de lealtad con el nuevo empleado.


Todo esto ayuda a que el nuevo/a trabajador/a se adapte más rápidamente a la empresa, así como a que se sienta motivado/a e implicado/a, y en definitiva, poder llegar a aportar buenas ideas y ayudar al buen funcionamiento de la empresa en menor tiempo.
Para seguir profundizando sobre el plan de acogida empresarial aquí.

No dudes en seguir formándote sobre este asunto a través de cursos de competencias transversales o información online visitando nuestra web.

  • Compartir:

También te puede gustar

0 comentarios