Cinco consejos para atraer clientes a tu negocio

marzo 20, 2018


¿Sabías que recibes cerca de 3.000 impactos publicitarios al día? La clave para que tu negocio esté en la mente del público está en entender tu proyecto, saber qué vendes y, una vez seguro de nuestro mensaje, transmitirlo al resto. Aquí te damos algunas claves para que empieces a aplicarlas, pero recuerda que hay tantas posibilidades como ideas individuales para el negocio.

Valor añadido

Piensa qué diferencia a tu negocio de la competencia, en qué sentido le ofreces a tus clientes más que una empresa del mismo sector. Si tienes esto claro, ya es cuestión de que explotes esta diferencia para diferenciarte de la mayoría y, de ese modo, atraer clientes. El éxito radicará en que destaques aquello que hace especial tu negocio e inviertas en ello.

Empatía

Ponerse en el lugar de los demás, en este caso de tus clientes. Para ello se debe seleccionar el público objetivo al que se va a dirigir tu empresa y estudiarlo a fondo. Saber sus hábitos diarios, sus preferencias de compra, su estilo de vida... son algunas de las principales variables para conocerlo.

Elabora un plan de comunicación

Una vez que nuestro público objetivo es identificado, es hora de elaborar la estrategia comunicativa  Puedes hacerlo por ti mismo o subcontraatar a alguien, pero en cualquier caso es un elemento básico para hacerse notar frente a la competencia. Utiliza un estilo coherente que te identifique como marca (logotipos, colores, tipografía), emplea no más de cinco palabras para describir tu negocio y ten siempre presente que para prosperar hay que resaltar la cualidad diferencial de tu empresa (el valor añadido de tu empresa).

Reserva un presupuesto para publicidad

De todos los impactos recibidos diariamente los 90 más relevantes siempre se adquieren por televisión. Recuerda que un 80% de lo que percibimos "entra por los ojos", después vendría el oído y el resto de sentidos supone a penas un 5% del total. Por suerte y gracias a Internet, ya no tendrás que pedir un crédito para aparecer en pantalla. Bastará con tu presencia en redes sociales y web. Haz un análisis de las preferencias tecnológicas de tu público y elabora un perfil en redes coherente y atractivo.

No te cierres al cambio

Puede que tu negocio sea de carácter tradicional, pero eso no quita que no pueda amoldarse a nuevas estrategias y tendencias en el mundo empresarial. Si tu negocio es pequeño tienes una ventaja añadida, y es que tus reacciones al entorno serán más cercanas y rápidas que las de grandes marcas.


Presta atención a las exigencias del público y actualízate en la medida de lo posible: incluye nuevos productos, busca alternativas ecolócias para tus servicio que otorquen a las empresa una alta reputación en responsabilidad social, elabora campañas solidarias y eventos, etc.
En conclusión, atraer nuevos clientes puede ser laborioso pero siempre tendremos un público potencial del que podemos sacar grandes beneficios. Si aún tienes dudas sobre cómo hacerlo, no dudes en visitar nuestras oficinas en busca de asesoramiento particular o de consultar a modo online nuestra bitácora del emprendedor.

  • Compartir:

También te puede gustar

0 comentarios